27-S DERECHOS SOCIALES Y DEMOCRACIA

Publicado el 09/2015

La candidatura promovida por Convergencia Democrática y Esquerra Republicana llamada Cataluña por el Sí, se plantea como único objetivo en estas elecciones abrir un proceso para conseguir la independencia de Cataluña en 18 meses, iniciándose  el proceso inmediatamente después de las elecciones que se celebraran el 27 de Septiembre. La única condición  para ello seria tener una mayoría absoluta del nuevo Parlamento, el 51% de Diputados se consideraría suficiente para declarar  unilateral mente la independencia de Cataluña, independientemente de la participación.

Esa nueva mayoría parlamentaria nombraría presidente a Artur Mas que formaría un gobierno donde CD tendría mayoría. El resultado de todo será que CiU continuará decidiendo sobre los 45.000 millones de Euros que sube el presupuesto de la Generalitat y continuaría aplicado sus políticas neo liberales en la línea de la Troika y del gobierno  de Rajoy. Esta vez ERC también formará parte de este gobierno en minoría  y asumirá la aplicación de dicha política como lo ha hecho en este último período. Eso sí, hará lo posible para darle un contenido más social, pero seguirá siendo la política del PP y CiU. Esto supondrá que se seguirá favoreciendo a los sectores privados en la sanidad, enseñanza, dependencia, guarderías, temas laborales… y se utilizará el proceso para tapar la corrupción de CiU.

No es posible en el actual marco legal conseguir la independencia por la vía pacifica si previamente no se consigue el derecho a la autodeterminación. Quien diga lo contrario miente y lo sabe. El  camino para cambiar el marco legal existente solo  será posible con la movilización del pueblo de Cataluña y la alianza de las fuerzas democráticas en Cataluña y en España para hacer una reforma de la Constitución para que esta reconozca el derecho a la autodeterminación de las naciones que forman el Estado Español.  Para que esta vía tenga alguna posibilidad de prosperar debe reducirse a los herederos del franquismo, el PP, a la mínima expresión. Las próximas Elecciones Generales tendrán la clave, con una nueva mayoría parlamentaria, que lleve a cabo una reforma constitucional que reconozca el derecho a decidir. Con ello la convocatoria de un referéndum para que los catalanes decidamos soberanamente si queremos o no formar parte del Estado Español.

El aumento de las posiciones independentistas que se han dado en este último período ha sido principalmente por la situación  económica, por  el trato del gobierno del PP a Catalunya, por la política centralista del PP y su anti catalanismo. La gente que se hace independentista por estas razones después de las elecciones generales si se echara al PP y hubiera una mayoría en el parlamento del estado que hiciera un planteamiento nuevo de relación Cataluña-España y la coyuntura económica mejorase, mucha de esta gente dejaría de ser independentista.

El tema es como pueden confiar y aliarse con CD que es parte de la estabilidad del bipartidismo en España, que se concreto en  el pacto constitucional 1978 y ha sido y es sostén principal para la estabilidad de las alternancias en todos los gobiernos del PP y PSOE.  Respaldó siempre su política neoliberal, beneficiando  los intereses de las grandes empresas y fortunas. Siempre priorizó y prioriza esto a la defensa del  interés de  Cataluña. Por ello es corresponsable del trato que el PP hace a Cataluña, porque siempre formo parte del pacto PP-PSOE. Por ello carece de toda credibilidad y las clases populares y en especial la trabajadora debe darle la espalda porque su política en Catalunya seguirá siendo la misma. Por ello Artus Mas se asegura la presidencia  de la Generalitat y la mayoría del gobierno, para continuar sus políticas privatizadoras, de recortes y de austeridad y tapar su corrupción.

La alternativa es resolver lo que no se resolvió en el 1978.  Han pasado 40 años ya toca. Las imposiciones de los sectores del franquismo en la negociación que se realizó forma parte de la  historia. Unos la juzgaran de una forma y otros de otra, pero es el momento de hacer de Cataluña y España una verdadera democracia y la democracia es decidir. Si puedo votar pero no puedo decidir es democracia a medias. Este es el dilema que está en juego y que la derecha representada por los intereses de las clases altas PP y CiU, harán todo lo posible para que sigamos con esta democracia a medias donde votamos pero no decidimos. La clave en este proceso esta en si en el PSOE se da un cambio y asume de verdad la  democracia  y la socialdemocracia  o continuar en la senda del neoliberalismo que impide el ejercicio de la democracia plena, y se alía con los herederos del franquismo que es el PP y los poderes económicos y financieros.

La  propuesta de nuestra  candidatura “Cataluña Sí puede”, compuesta por ICV, EUiA, PODEMOS, EQUO y  independientes, con Luis Rabel como candidato a la presidencia de la Generalitat,  lanza la propuesta de un Gobierno de izquierdas en Cataluña. Acabar con la austeridad y los recortes, defender lo público,  recuperar los derechos sociales, conquistas  el derecho a la autodeterminación. Bases  para de un gobierno de izquierdas con un programa de mínimos agrupe  toda las izquierdas. La defensa de  la democracia plena. La media democracia que salio del pacto del 78  ya esta caducada y los herederos del franquismo el PP, no puede volver a imponer una reforma Constitucional para que todo quede como está y que nada se mueva.

Juan Guil