-Consecuencias de la decisión del consejo federal del Psoe. 10/2016.

Juan Guil

Es evidente que lo ocurrido en el Consejo Federal del PSOE no es algo novedoso, es lo que viene ocurriendo habitualmente en la Unión Europea en estos últimos años. La socialdemocracia europea está en crisis permanente, consecuencia de sus decisiones políticas en lo económico y social. Todas ellas van en dos direcciones: mantener su razón de ser y confrontarse al modelo neoliberal imperante en la Unión Europea, o convertirse al neoliberalismo, abandonando totalmente sus orígenes, la creación y defensa del estado del bienestar

La decisión del Consejo Federal no es una cuestión interna del PSOE, es una decisión que nos afecta a tod@s, clase trabajadora y clases populares, era la esperanza del cambio, junto a Podemos, Izquierda Unida y las confluencias. La derrota de Pedro Sánchez es nuestra derrota y pagaremos cara esa decisión. Si esa mayoría se instala en el PSOE supondrá la continuidad de las políticas de la troika aplicadas por el PP, lo que ocurre en la mayoría de los países europeos, alianzas entre la derecha y los neoliberales del Partido Socialista Europeo, para mantener políticas de recorte y austeridad que tanto daño están haciendo a la mayor parte de la población. Portugal es una de las pocas excepciones.

Lamentablemente se ha impuesto Felipe González, entregado al neoliberalismo, al servicio de los poderosos, y enriquecido, no quiere correr el riesgo de perder sus millones ganados gracias a las puertas giratorias, después de haber entregado recursos públicos y como muchos dirigentes, encabezados por Susana Díaz, con la poderosa delegación de Andalucía que ya dieron el primer paso, rompiendo el pacto de gobierno con Izquierda Unida para incumplir el programa firmado, pactando posteriormente con Ciudadanos para asegurar su investidura.

La decisión tomada se hace en nombre de servir a los intereses de España, repiten como loros todos los que quieren asegurar sus prebendas, en la línea del sector de la socialdemocracia europea, que apoya las medidas presupuestarias de austeridad y sacrificio, de la mayoría de la población, en base de reducir impuestos, permitir el fraude fiscal y la evasión de fortunas a los paraísos fiscales. A la vez facilitan las fórmulas para pagar el mínimo de impuestos a las empresas, que es lo que ha echo el PP y la Unión Europea, pues las rebajas fiscales han sido tales que este año el impuesto de sociedad, a pesar del crecimiento económico, ha bajado el 50% con un aumento de la deuda que supera el billón de Euros, generando grandes beneficios a la banca.

El giro a la izquierda dado por la dirección destituida, con Pedro Sánchez a la cabeza, abría la esperanza al cambio, a un nuevo rumbo de la economía catalana y española, que revirtiera  todas las medidas de ajuste y austeridad impuestas por la mayoría del PP. Sin duda los promotores de este golpe de estado, que ha negado la participación de la afiliación del PSOE, muestra con toda claridad su único objetivo: permitir que Rajoy y el PP continúen en el gobierno, traicionado a su electorado, su base social y a toda su afiliación. La comisión Gestora será el instrumento para ejecutar esta tarea y crear las condiciones para asegurarse la mayoría en el próximo congreso.

Felipe González después de 40 años, vuelve a imponer a los socialistas sus decisiones, hace años, el chantaje o yo o el Marxismo, esta vez en favor del PP y Rajoy.

El cambio en la actual coyuntura electoral, sólo es posible con la alianza entre las fuerzas del cambio. La gestora a las órdenes de Felipe González y Susana Diaz, llevará de nuevo al PP al gobierno y con ello la continuidad sus políticas anti-sociales.

La continuidad de un gobierno del PP, con el apoyo del sector más españolista y centralista del PSOE, también cierra las puertas a la búsqueda de una salida para Cataluña, lo que supondrá alimentar más el independentismo y situarnos a los catalanes sin salida a corto plazo. La alternativa a esta situación es la reconstrucción del espacio de la izquierda, trabajar la conciencia de las personas, PP es desempleo, precariedad, pobreza y exclusión social hay que dar la batalla en las elecciones y en la calle, movilizando por el cambio y contras las políticas del PP y la troika. Creando una alternativa en Cataluña que luche por el derecho a decidir, junto a las demandas sociales y laborales.

Miembro de UpC y Euia