Barracones involución educativa(12/12/16)

Juan Guil

De nuevo Can Llong ha salido a la calle a reclamar escuela e instituto dignos, lo que llevan revindicando hace tiempo. El pasado viernes día 25 de Noviembre de nuevo se movilizo con una marcha de cerca de mil personas. Es la segunda movilización que hace el barrio este año, demandado la construcción de estos equipamientos a la Generalitat.  Demanda apoyada por todas las fuerzas política presente en el ayuntamiento y los sindicatos.

El movimiento educativo existente en Can Llong, se concretó en la forma escola-institut, implicando las 4 ampas existentes, tiene una gran importancia para el barrio y su futuro. Es hoy lo más representativo del barrio. La movilización demuestra que el barrio responde. La existencia de barracones por muy mejorados que estén, es inaceptable y una vuelta atrás fruto de las políticas de recortes y austeridad del PP y CiU, en las políticas educativas.

Es el momento que el gobierno de la ciudad, fuerce un calendario con la generalitat que resuelva esta anomalía que no debió existir. Es una involución en relación a las conquistas del movimiento educativo, sindical y político, creando desigualdad entre l@s niño@s afectando negativamente su educación por un entorno no adecuado, pedagógicamente perjudicial para la calidad de la enseñanza.

El presupuesto del 2017 lo están Negociando Junts Pel Si, gobierno de la Generalitat, y la Cup que le da apoyo parlamentario para gobernar.. En nombre de Juns pel si negocia Junqueras, conseller de economía y Presidente de ERC. El año pasado no se aprobó el presupuesto, de ahí qué este presupuesto sume 2016- 2017, subiendo cerca 3.000 millones de Euros más que el anterior. Todo está prácticamente asignado y negociado. De los 4 partidos que forman el gobierno de la ciudad, dos están negociando el presupuesto ERC y la Cup

El gobierno de la ciudad debe implicarse en esa exigencia con el alcalde en cabeza. Debe cumplir el mandato del pleno y emplazar a la Generalitat para que la escuela y el instituto estén incluidos en el presupuesto del 2017 y construido en 2018.  El coste se puede repartir en dos presupuestos, es viable solo es cuestión de voluntad política, ERC y la CUP deben implicarse, no es suficiente con dar apoyos.

El acuerdo entre  Generalitat  y ayuntamiento, sobre  las urgencias en el Taulí  le costará a las arcas públicas municipales 4 millones de euros, como contrapartida se construirà el Cap de Can Llong , necesidad evidente del barrio.  Un gobierno de transformación y el cambio, debe escuchar la voz ciudadana que debe ser atendida. Lo previsto para el año que viene es importante para  can Llong, con una desigualdad que viene de atrás.  El Cap, el parque de las agua, la estación de Renfe.  Son  muestras que este gobierno tiene Can llong en su agenda.  Pero esto no puede ser a costa de mantener los barracones, que refleja un modelo de involución  educativa, que afecta a los niños y niñas de Can Llong.

La moción aprobada en el pleno del ayuntamiento por unanimidad, compromete al gobierno a priorizar la construcción del instituto y la escuela ante el gobierno de la Generalitat, en las inversiones en la ciudad. El gobierno local está obligado a cumplir la moción, hasta el día de hoy no vemos que lo haya hecho. El presupuesto de la Generalidad subirá mas de 3.000 millones de euros que el anterior. El gobierno de la ciudad a de dar prioridad a la construcción del instituto y la escuela, en las negociaciones con la Generalitat.  Si ha sido posible lo de del Cap, debe ser posible abrir una  negociación con la generalitat donde se apruebe un calendario para construir la escuela y el instituto.