-Los sindicatos y el cambio político.

 

manifestacion-primero-mayo-barcelona-1493646634780.jpg

Juan Guil (10/07/2017).

Los sindicatos tenemos que asumir la responsabilidad que nos corresponde en los tiempos actuales, trabajar de manera activa para expulsar del gobierno al PP y sus políticas, por el daño que están causando a la clase trabajadora con sus medidas antisociales y anti laborales. Los sindicatos debemos ser sujetos activos en la movilización y campañas contra la política del PP, buscando coincidencias y complicidades con las fuerzas políticas y sociales que comparten nuestras reivindicaciones.

Debemos participar en la defensa de un programa alternativo a las políticas de PP y Ciudadanos. Contribuir a formar un bloque político y social de las fuerzas de progreso, compuesta por la clase trabajadora y clases medias, la amplia mayoría de la sociedad, frente a los intereses de clase que defiende el Ibex 35 compuesta por las grandes fortunas y la elite empresarial que se enriquece cada vez más por la política neoliberal del PP y la troika, mientras un 30 % de la sociedad vive en los lumbrales de la pobreza.

Los sindicatos debemos implicarnos en el cambio político que se abrirá camino si cambiamos la correlación fuerzas en la sociedad, para ello es imprescindible alianzas de las clases populares y el mundo del trabajo. Son tiempos de búsqueda de aliados para afrontar retos de hoy y futuras generaciones. Para que sea posible el cambio debe impulsarse movilizaciones masivas y unitaria entre las fuerzas del cambio, los sindicatos y los movimientos sociales. Acciones en defensa de un programa alternativo en la calle, empresas e instituciones.

En los tiempos actuales necesitamos buscar coincidencias para desarrollar un trabajo unitario, señalando y denunciado los responsables de la situación de pobreza, desigualdad, perdida de derechos de todo tipo, especialmente en el mundo laboral, que demuestra el carácter clasista de la política del PP

Los sindicatos somos protagonistas imprescindibles del cambio político, su papel sociopolítico en la sociedad es indispensable para afrontar los problemas existentes, debemos organizar los trabajadores para que tomen conciencia que la política condiciona sus vidas, el parlamento legisla y te quita lo conseguido con la presión y la negociación en la empresa. Con las reformas laborales y leyes impuestas por el PP, han recortado derechos básicos, que forman parte del estado de bienestar, los sindicalistas debemos ser activos en el centro trabajo y en la sociedad para que los trabajadores tomen conciencia de la necesidad del cambio político.

Los sindicatos mayoritarios representamos una fuerza importante en la sociedad, son más de 2 millones de afiliados y afiliadas y más de 200.000 delegados y delegadas votados por millones de trabajadores y trabajadoras en las empresas, elegidos en las elecciones sindicales. Todas estas personas viven en pueblos y ciudades, parte de ellos con inquietudes, participan en organizaciones sociales, políticas, plataformas reivindicativas, vecinales, ampas, sanidad, educación, de forma anónima.

La correlación de fuerzas es factor determinante, en estos momentos es desfavorable para la clase trabajadora. La avaricia de la patronal rompiendo los marcos de negociación con los sindicatos es la expresión de esa política, su fin es imponer más recorte de derechos en el mundo laboral, aprovechando la situación actual, apoyándose en un gobierno reaccionario, cuya política tiene el objetivo de servir los intereses de clase que representan los ricos.

 

 

 

 

Anuncios