¿Rectificará el PP ante la movilización de los pensionistas? (Juan Guil 20/03/2017)

 

Mas de 100.jpg

Las movilizaciones del 17 de Marzo en Catalunya y el estado junto a todas las anteriores, debe llevarnos a una reflexión profunda. Es un acontecimiento histórico, no hay precedentes, más de 110 manifestaciones, con la participación de más 30.000 personas en Barcelona, en total casi un millón de personas. Estas movilizaciones vienen precedidas por otras, el 22 de febrero convocada por la coordinadora estatal de pensionistas, mareas, y el apoyo de CCOO y UGT participaron cientos de miles de pensionistas en todo el estado, en Sabadell más de 2.000, En Bilbao las concentraciones de los lunes comenzaron con 500 participantes, después de 7 convocatorias llegaron a 35.000, en la manifestación del 17 de febrero, participaron más de 100.000, sin duda algo sin precedentes. En octubre del año pasado CCOO, UGT y las plataformas unitarias de pensionistas, realizaron marchas en todas las provincias y una concentración que agrupó 10.000 en Madrid.

 

La confluencia de Mareas, otras organizaciones de pensionista y los sindicatos han tenido un efecto multiplicador, las movilizaciones unitarias han tenido una participación masiva. Este factor no es el principal del porque miles de pensionistas salen a la calle, es fruto del cabreo y la preocupación de los pensionistas por su pensión y la perdida continua del poder adquisitivo.

Para que el movimiento se mantenga y refuerce, debe organizarse y trabajar de forma unitaria, que sea compatible con el papel de las entidades, sindicatos, plataformas etc, para consolidarlo y no se desgaste con el tiempo.

Es necesario confluir para crear un amplio movimiento político y social, con la colaboración de la izquierda política para generar expectativas de cambio, para derogar las reformas laborales, acabar con el desempleo masivo, la precariedad en el empleo, recuperar el poder adquisitivo perdido, asegurar las pensiones presentes y futuras, derogando lo legislado que afecta negativamente al sistema de pensiones, especialmente la reforma del 2013 impuesta por el PP, que fijo las subidas de 0,25% de las pensiones. Mientras el PIB ha crecido el 11,2% en los últimos 4 años, crecen los beneficios de las empresas, los ricos acumulan más riquezas que nunca, a costa del aumento de la pobreza y la desigualdad.

El Gobierno no actúa contra el fraude y la evasión fiscal, de donde saldrían recursos suficientes para financiar las pensiones y acabar con todos los recortes impuestos por el PP.

De los pensionistas pasivos sale la mayor parte de voto del PP, hay que hacerles tomar conciencia de quienes son los culpables de poner en riesgo las pensiones de hoy y mañana, afectando especialmente a la juventud.

Es el momento de la confluencia entre el sindicalismo de clase de CCOO y UGT, y el movimiento de pensionistas, buscar formas de cooperación y coordinación de movilizaciones, crear en pueblos y ciudades instrumentos unitarios, como en Sabadell, Terrassa, Rubí, y S. Cugat, que han puesto en marcha la concentración de pensionista del primer lunes de cada mes, como forma de mantener las movilizaciones.

Lo peor para las movilizaciones unitarias, es que alguien se otorgue el éxito de las movilizaciones y anteponga el protagonismo al trabajo unitario, ahora es fundamental trabajar para consolidar el movimiento, las movilizaciones, la participación, y organización, para echar a este gobierno, fiel servidor de los intereses del gran capital expresado en el Ibex-35.

Sin organización no hay alternativa, las movilizaciones no son un fin, son instrumentos para imponer al gobierno de turno nuestros derechos, ahora es imposible hace avances ni cambios importantes sin echar este gobierno, el PP hará algo para mantener el voto de los pensionistas, para continuar reduciendo las pensiones del presente y el futuro, sirviendo a los bancos y al gran capital, para que hagan grandes negocios con los fondos de pensiones. Cuanto más servicio preste a esos intereses, mayores serán los premios que recibirán en cargos muy bien pagados en las empresas privadas o públicas, participando de la tarta publica, accediendo a negocios a través de sus empresas en manos de familiares o socios de confianza para que los cargos públicos no aparezcan.

Res. de CCOO de pensionistas de Sabadell y Zona

20/03/2018

Anuncios