Las consecuencias económicas y sociales del crecimiento del virus

                                                     Juan Guil (27/07/2020

Hemos tomado con mucha alegría la vuelta a la normalidad, recuperando la libertad después de meses si poder salir de casa. La mayoría de las personas mayores procuramos llevar la mascarilla, en cambio vemos en la calle que parte importante de jóvenes actúa como si no existieran riesgos, los medios de comunicación informan de los brotes que crecen en toda España y Cataluña.

En estos brotes los jóvenes son los más contagiados, algunos han actuado de forma irresponsable, creen que no corren riesgos, ellos pueden trasmitirlo a personas mayores y enfermos crónicos, que tienen grave riesgo de contagiarse, causa principal de los cerca de 30.000 fallecidos por coronavirus en toda España y cerca de 12.000 en Cataluña, el 94% gente mayor y crónicos.

Las medidas decididas por la generalidad y otras comunidades autónomas hacen la mascarilla obligatoria, salvo excepciones justificadas. El problema principal del actual crecimiento de la pandemia está en una parte de jóvenes que pasan de todo, si ser conscientes de las consecuencias, si volvemos a la situación anterior de la pandemia.

 Los afectados en Sabadell los últimos días han crecido,  la transmisión entre grupos y familias puede dar lugar al rápido crecimiento de contagios. La pandemia no es un problema solo de las instituciones, nos afecta a todas y todos, no podemos permanecer pasivos ante quienes incumplen las normas para frenar los contagios del virus, es necesario que el ayuntamiento sea instrumento principal en la ciudad, junto a las entidades, transmitiendo a la ciudadanía el necesario respeto a las normas, ante el crecimiento de brotes.

Vivimos una situación excepcional, las consecuencias del crecimiento del coronavirus, son vidas humanas, se colapsan los hospitales, si se repite un episodio de la pandemia como el pasado, supondrá otra crisis económica y social, que puede poner en peligro nuestro nivel de vida, el sistema sanitario, podría provocar un paro masivo que podrían en riesgo el pago de las pensiones y el mantenimiento de los servicios públicos, una crisis profunda que sumada a la actual, llevará el país a la ruina, con las consecuencias económicas y sociales que supondría, el riesgo existe y es responsabilidad de todos impedirlo.

   El ayuntamiento de la ciudad debe poner en marcha una plataforma, con sindicatos, FAV, partidos políticos, organizaciones empresariales, y otras entidades representativas de la ciudad, para dinamizar e impulsar el activismo, que influya en quienes se resisten en respetar las normas, para frenar el crecimiento del virus, debemos concienciar a la ciudadanía, especialmente los jóvenes con la influencia de sus padres y abuelos, que entienda la necesidad de seguir las normas que marquen las diferentes administraciones.

Para hacer frente al coronavirus, se puede  actuar de dos maneras, como actúa el gobierno del PSOE-UNIDAS PODEMOS-COMUN, buscando acuerdos de colaboración con todos y todas ante el crecimiento del virus, o como PP y la ultraderecha de VOX  votando en contra de  todas las decisiones del gobierno de izquierdas y culpabilizándolo de todo, sin más argumentos que el insulto y la difamación, sin importarles las consecuencias que tiene el crecimiento del coronavirus, si más fin que derribar el gobierno progresista, garantía para la clase trabajadora y las capas populares que sufren la crisis. Las medidas tomadas por el gobierno, el ERTE, subida del salario mínimo a los 950 euros, el ingreso mínimo vital, son medidas en beneficio de quienes tienen muy poco, y especialmente los que viven en la pobreza severa. Lamentablemente en casi todas las votaciones en el parlamento estatal, CUP, JxC han votado con la derecha, con el apoyo del presidente del gobierno de la generalidad.

El plan de reconstrucción al que se ha dedicado mucho tiempo y recursos,  se irá al traste, si no frenamos la tendencia de incremento del virus, no debemos esperar que crezca para actuar, todo tenemos responsabilidad, debe actuarse con todos los medios de que disponen ayuntamientos y Generalitat, para influir en quienes no ven más allá del momento, irse de fiesta con amigos o familia, no respetando distancias ni el uso de mascarillas, obviando que todos y todas pagaremos el crecimiento del coronavirus y sus consecuencias.