RECORDANDO A TONY FARRÉS (Juan Guil)

11-50%.jpg

El 13 de febrero hizo 10 años del fallecimiento de Tony Farrés, lo conocí con 19 años, era el abogado que nos defendió en las detenciones en el barrio de Pueblo Nuevo, en los años 1972 y 1973 fuimos detenidos y encarcelados 16 jóvenes de la JCC.

A principios de 1977 coincidir con él en la primera sede de CCOO en la calle Garcilaso en el asesoramiento jurídico, hasta el traslado a la de calle Lacy, a partir de ahí, Tony Farrés abrió un gabinete propio, pero los temas laborales los enviaba a CCOO.

Las primeras elecciones municipales celebradas en 1979 las ganamos el PSUC con un 43% de votos y 13 de 27 concejales, salió elegido alcalde con el apoyo del PSC, con quienes se formó el primer gobierno municipal. Tony Farrés era el candidato del PSUC por su compromiso con su partido, y CCOO su sindicato.

El 1980-81, Viví el conflicto más duro que tuvo como alcalde, quitarle la concesión del transporte municipal a autobuses Martí y constituir la TUSS cooperativa de transporte que actualmente presta el servicio, muchos trabajadores se integraron en la cooperativa, otros manipulados por la empresa, se encerraron en el ayuntamiento durante un mes.

Los primeros años de gobierno fueron muy duros, servicios y equipamiento solo existían en el centro, donde vivía la burguesía local, en los barrios vivia la clase trabajadoras no había servicios de ningún tipo, muchos sin asfalto ni alcantarillado, expresando el carácter clasista del gobierno municipal franquista, resolver ese déficit fue la prioridad, llevar equipamiento y servicios a los barrios, lo urgente fue el alcantarillado y el asfalto.

Viví mis primeros 30 años en Pueblo Nuevo, un barrio marginal, al volver de la mili en 1976, fui elegido presidente de la Avv hasta 1979. Coincidí con Tony Farrés muchas veces, visitando el barrio a los pocos meses de ser elegido alcalde, siempre en su coche particular llegaba antes de la hora prevista, tomaba su cortado en un bar, era humilde y paciente con los vecinos y vecinas.

 En 1980 pasé a formar parte del comité local del PSUC donde coincidíamos en las reuniones, continuó sus vínculos con CCOO, siendo yo secretario general de Sabadell a principio de los 80, iba en la cabecera de las manifestaciones y los actos del 1º de mayo en Sant Juliá.

Cuando se rompió el PSUC en 1982, no tomo partido, priorizó la cohesión del grupo municipal, creando una tercera vía situada en la neutralidad donde participo un grupo de sindicalistas, esto ayudo a que, en CCOO de Sabadell la rotura del PSUC afectara muy poco fue uno de los pocos lugares donde el divorcio fue civilizado, nunca se rompieron las relaciones y más pronto se volvió a recomponer.

Tony Farrés era un alcalde ejemplar, integro, honesto y muy austero con los recursos públicos, en los debates era sereno y respetuoso, era su forma de debatir y discrepar.

Siempre mantuvimos contacto y colaboración por nuestras responsabilidades en nuestra ciudad.

Al cabo de los años coincidí con él en la misma consulta del Taulí, él padecía el cáncer que acabó con su vida, yo una leucemia mieloide. Al principio tuve muchos problemas con la enfermedad, pero acabé adaptándome a vivir con ella. Este fue a final de 2008, nuestras conversaciones terminaron porque Tony nos dejó.

Nadie es perfecto y Tony tampoco lo era, todos tenemos virtudes y defectos, pero lo importante es el lado humano de las personas, su honestidad, honradez, principios, humildad, todos esos valores los tenía Tony Farrés. Nuestra juventud debería conocer la historia de Tony, como ejemplo de persona, demostrar que en política no todos son iguales, más en estos momentos de pérdida de valores de la sociedad.

Exsecretario general de CCOO de Sabadell y Comarca

18/02/2019

 

 

?Quien provoca la crisis de gobierno¿

Juan Guil.

El proceso abierto para el cambio de alcaldía, ha creado una crisis de gobierno que tendrá consecuencias negativas. La estabilidad de todo gobierno está basada en cumplir lo pactado que genera confianza.  El acuerdo es conocido y nadie lo ha puesto en duda, la alcaldía se repartiría, dos años Juli Fernández dos años Joan Berlanga. La resistencia a facilitar el cambio por parte de ERC, demuestra que solo piensa en el rédito electoral que supone tener la alcaldía en las elecciones, poniendo en riesgo el gobierno de esta ciudad con un programa pactado y compromisos claros entre las 3 fuerzas que hicieron el pacto al que después se sumó Guanyen.

Unitat pel Canvi, priorizó un acuerdo de gobierno y un programa que ERC está poniendo en riesgo, hay que recordar que Unitat Pel Canvi fue la lista más votada después del PSC, quiere decir que, con la Ley actual, Joan Berlanga tiene más derecho que Juli Fernández a ser alcalde al tener más votos. ERC con la complicidad de Guanyen ponen en riesgo el proceso de transformación iniciado en esta ciudad provocando una crisis interna.

La razón de ERC es electoralista antepone sus beneficios electorales en las próximas elecciones municipales a la estabilidad del gobierno, sabe que tener la alcaldía tiene un plus de votos, al capitalizar mediáticamente la parte principal de las realizaciones del gobierno, esto siempre pasó y continuara pasando, aunque en menor proporción.

Esto afecta a la credibilidad de ERC y pone a prueba si es una formación trasformadora o prioriza obtener poder institucional por encima de todo. No considero ético que Juli Fernández continúe como alcalde, por el pacto que hizo y no ser la lista más votada. Esto genera un problema serio a las dos fuerzas que defienden lo pactado, La Crida y UpC, que dan fuerza y proyección al gobierno transformador en la ciudad.  Si ERC no respeta lo pactado, coloca el gobierno al borde del rompimiento, juegan a que no se atreverán a romper, pero podría tener una sorpresa porque no respetar los acuerdo destruye la confianza ¿como pactar con un aliado que antepone sus intereses por encima de todo? si hoy no respeta los acuerdos, ¿tendrá futuro un gobierno con estas características? Mantener esta posición solo se puede entender como la intención reproducir en Sabadell el esquema de Catalunya, encontrándose más cómodos con un programa moderado que no cambie nada.

La responsabilidad de lo ocurrido también está en Guanyen y su cabeza de lista Marisol Martínez, la postura manifestada reiteradamente en los medios de no ver la necesidad del cambio de gobierno, es apoyar a ERC para que mantenga la alcaldía. En política lo que cuenta son los resultados de las decisiones que se toman, es precisamente la coartada que utiliza Juli Fernández para no cumplir el acuerdo y dimitir para dar paso a Joan Berlanga.

El voto político que tiene la candidatura de Cataluña en Común en Sabadell, es muy superior a ERC, Juli Fernández no lo tendrá fácil. Aquí es donde Guanyen y ERC pueden tener un interés mutuo, buscar un acuerdo electoral que asegure la alcaldía a ERC y dos puestos de salida para Marisol Martínez y Miguel Solé. La buena relación existente entre Marisol Martínez y Juli Fernández será por algo, es la foto más habitual, un alcalde no da protagonismo a nadie que pueda hacerle competencia electoral. La opción podía ser coalición o integrarse en las listas de ERC. Guanyen no tendrían que correr el riesgo de no pasar el 5% en votos y quedarse fuera, a ERC le ayudaría a ser la candidatura más votada. Hay un interés mutuo y es la explicación para dar este apoyo directo de Marisol Martínez a la continuidad de Juli Fernández y ese idilio mediático de los dos. Sería gracioso ver a Marisol Martínez y Carmen García haciendo campaña juntas. La situación se complica hay demasiados intereses por medio. El tiempo dirá que pasará, espero equivocarme por el bien de la ciudad y la estabilidad del gobierno.

UpC y PSUC

09/06/2017

 

 

 

-Servicios públicos e interés general (1-4-2017) Juan Guil

Sin duda alguna el empleo público es el más seguro, aunque sea una empresa privada que realiza una función pública. La legislación ampara el mantenimiento de los puestos de trabajo, pero todo está cambiando y es normal que l@s trabajador@s de SMATSA estén preocupad@s, como los de otras empresas

En Terrassa La empresa que tenía adjudicada la recogida de basura y la limpieza viaria en el 1985, se llamaba Cemesa. Una empresa acostumbrada a enriquecerse de manera fácil con lo público, la dictadura franquista lo facilitaba a las empresas que formaban parte del entramado de la dictadura. En este caso pagaba las nóminas cuando quería, no pagaba seguridad social, ni hacienda, creando serios problemas a los trabajadores que se jubilaban o tenían que acogerse a una invalidez. Las negociaciones del convenio se convertían en huelga y conflictos continuos por la actitud de la empresa de no negociar. CCOO con los trabajadores exigió al ayuntamiento de Terrassa, gobernado por el PSC, la municipalización del servicio durante la negociación con el ayuntamiento se llegó al  acuerdo de crear una sociedad anónima municipal, una empresa pública 100% que gestiona el servicio desde hace más 30 años, con mejores resultados.

La primera legislatura del gobierno con Tony Farrés, la economía del ayuntamiento después del gobierno franquista de Sabadell era ruinosa. Al principio el único servicio que hacia la empresa, era la recogida de basura, posteriormente se puso en marcha la limpieza viaria con salarios muy bajos de estos trabajadores, lo que generó en 1.984 una huelga que duró una semana. A partir de ese conflicto la situación fue mejorando y hoy los trabajadores de SMATSA tienen un buen convenio por su lucha que siempre encabezó CCOO.

La situación actual es otra, el gobierno de la ciudad tiene un programa no solo de gestión de lo existente, es trasformador, lo que supone municipalizar para impedir que se haga negocio con los recursos públicos. Estos procesos son complejos, hay que hacerlo con la mayor participación, transparencia e información. Para que este proceso tenga éxito, debe consensuarse con el comité de empresa, los sindicatos que lo componen y las los trabajadores, que vean que  es lo mejor para ellos y para la ciudad.

No es suficiente la palabra, se les debe dar la información por escrito garantizando que en la decisión que tome el ayuntamiento, se mantendrán los empleo y los derechos de su convenio colectivo. Con ello evitaremos que nadie desde fuera o dentro de empresa, pueda utilizar a los trabajadores en contra del ayuntamiento. Como ya pasó en otros casos.

Es imprescindible, el compromiso de todos y especialmente de los sindicatos, aunque algunos no todos tengan la cultura sindical de trabajo unitario, para dar respuesta a los problemas hay que dar alternativas, solo desde la unidad de los trabajadores se consiguen avances y conquistas en las empresas y fuera. Por ello es necesario la confianza entre los sindicatos que están representados en la empresa.  Descalificar como hizo un cargo de CGT de Sabadell, en un medio un medio local de comunicación, acusando a CCOO y sus delegados de plegarse a la empresa, no es el camino, cuando la trayectoria de CCOO en la empresa es ejemplar en tiempos pasados y presentes.

Los tiempos actuales son otros, necesitan más cooperación, más trabajo en común que es lo quieren los trabajadores y es la mejor forma de defenderlos. Y un gobierno local que sea capaz de sumar y aglutinar, dar alternativas viables, para ello necesita construir el mayor apoyo y consenso en la ciudad, entre aquellos que defendemos el bien común, y que los recursos públicos no se han fuente de enriquecimiento personal.

-Lista de Espera, urgencias y el Taulí. (07/02/2017)

La manifestación del pasado día 2 de febrero debe llevar a la reflexión al equipo de gobierno de la ciudad por el pacto llevado a cabo con el Conseller de Salut,  Alfonso Comín, en relación a las urgencias del Taulí. Más de 1500 personas en dicha manifestación es una muestra del descontento del acuerdo suscrito, que deja para el 2019 la solución a los problemas de los colapso en urgencias.

El gobierno de la ciudad debe renegociar el acuerdo firmado, escuchar a la ciudadanía que mostró desacuerdo y rechazo a seguir manteniendo situaciones tercermundistas en urgencias. En las sociedades se expresan de diferentes formas la existencia de las clases sociales, entre ellas el acceso a la sanidad; la gente adinerada o con recursos puede acceder a la sanidad privada. La clase trabajadora es el usuario  habitual de la sanidad pública y por tanto son los que sufren las consecuencias de los recortes y la austeridad, que impuso el gobierno de CiU.

Para ser un gobierno de cambio hay que escuchar a la ciudadanía. Esta tiene distintas formas de expresar su opinión sobre las decisiones tomadas, una de ellas son las manifestaciones en la calle. El deber de este gobierno es modificar la decisión que tomó y retomar la negociación con la Generalitat, exigiendo un acuerdo que dé respuesta inmediata a los problemas que se padecen en el Tauli, y en concreto en urgencias.

El colapso de urgencias también tiene que ver con las listas de espera para pruebas, especialistas y operaciones quirúrgicas. El médico de cabecera tiene serios problemas para tratar enfermedades que han de tratar especialistas, la imposibilidad de acceso inmediato en casos urgentes, acaba como es obvio en urgencias. Las listas de espera para intervenciones quirúrgicas es consecuencia de los recortes, en teoría tenemos el derecho a ser intervenidos antes de seis meses, pero el tiempo de espera desde que el médico de cabecera te deriva al especialista no lo tienen en cuenta y muchos casos se alarga mas de un año.

La lista de espera se convierte en un medio para potenciar el sector privado, por ejemplo, el crecimiento de los seguros de las mutuas desde que empezaron los recortes es continuo. Si las intervenciones se realizaran en semanas, la seguridad social reduciría las visitas al médico de cabecera, los ingresos en urgencia y el gasto en medicamentos para paliar el dolor de pacientes en lista de espera. El sector privado es el beneficiado directo de las listas de espera porque la gente que tiene recursos paga a un especialista o una operación antes de estar sufriendo dolores u otros problemas que afecta a nuestra calidad de vida.  Si no hubiera lista de espera de ningún tipo las urgencias se reducirían y se reduciría el gasto.

Con el gobierno del Tripartito el Taulí dio un salto importante en mejora de la atención de enfermedades crónicas, con ello redujo la utilización de urgencias. Para ello se construyó un edificio para las enfermedades crónicas con existencia de hospital de día, con atención e  ingresos de urgencia en la segunda planta donde vamos los enfermos crónicos, de cáncer, leucemia, diabetes, etc.

Por último, hay que terminar con la pasividad de no quejarse del servicio, de culpabilizar de las deficiencias a profesionales excelentes que dan todo por los pacientes. Ellos sufren los recortes en salarios y condiciones de trabajo y hacen todo lo posible para que los pacientes no lo sufran. La situación de deterioro de la sanidad pública es fruto de los recortes en sanidad que llegaron a 1.500 millones de Euros, pasando de 9.500 millones del presupuesto con el tripartido a los 8.000 actuales, algo mejorado en el presupuesto del 2017, que no resuelve el déficit creado en la época de Artur Mas.

En el gobierno de Junts pel Si, a vuelto a congelar una vez más los salarios del personal una muestra de lo poco que el gobierno de la generalitat valora a los profesionales, siendo los más importantes que tiene la sanidad pública.

ÉXITO MANIFESTACIÓN ANTI FASCISTA

Publicado en el 2001              Juan Guil El 20 de noviembre, volvió a realizarse la manifestación tradicional en Sabadell contra el fascismo y contra el racismo,  como  viene ocurriendo en  anteriores convocatorias ésta ha tenido dos elementos dignos  de destacar, como son la amplia participación de jóvenes y su desarrollo […]