Derogar la reforma de las pensiones del 2013 ( Juan Guil)

 

333rft Presentación1.jpg

La ley impuesta por la mayoría parlamentaria del PP en 2013, llamada factor de sostenibilidad y revalorización de las pensiones, es la reducción de estas, la pérdida de poder adquisitivo las pensiones actuales, en los 3 años que se aplicó, se redujeron en torno al 4 %. Esta ley vincula la subida de las pensiones al ingreso de cotizaciones, que continua con déficit, por la reducción salarial, la precariedad, el incremento de contratos parciales, el exceso de horas ni reconocidas ni pagadas y, sobre todo, la rebaja de cotizaciones incluido las empresas con grandes beneficios. De 2014 a 2017 el gobierno del PP con su mayoría absoluta impuso subidas del 0,25%, la aplicación del factor sostenible se impondrá a actuales y nuevos pensionistas, que han aplazado la aplicación, como máximo hasta 2023.

Esta Ley la hicieron para reducir las pensiones, utilizando el crecimiento de esperanza de vida, la deuda del estado, el PIB, el techo de gasto etc. una Ley extensa que permite diferentes interpretaciones, su aplicación será el golpe más duro a las pensiones públicas, puesto en marcha en todo el periodo democrático.

El pacto PSOE UNIDOS-PODEMOS, comprometía al actual gobierno a derogarla, por nefasta para los pensionistas. La ley se aprobó solo con los votos del PP, en 2015 el PP perdió la mayoría absoluta y apareció Ciudadanos que decía ser de centro y socialdemócrata, apoyó la aplicación de la ley, subiendo el 0,25%, sostuvo al gobierno del PP apoyando todas las medidas, políticas neoliberales muy duras, concretadas en la continuidad de recortes y la austeridad.

Fruto del pacto Unidos-Podemos, PSOE, se han puesto en marcha algunas medidas, la más importante la subida del salario mínimo a 900 euros, pero el gobierno ha incumplido el pacto que tenía con los sindicatos CCOO y UGT y con Unidos-Podemos, sobre la derogación de los efectos más negativos de la reforma laboral y la Ley de pensiones del 2013. Estas son las medidas de mayor calado, que perjudican los intereses de los grandes empresarios del IBEX-35, por eso la patronal CEOE, se opone a cualquier modificación de la reforma laboral

 Preocupa que PSOE en lugar cumplir lo prometido en campaña electoral y pactado con Unidos-Podemos, eligió el camino fácil, menos comprometido, enviar la Ley del factor de sostenibilidad al pacto de Toledo, discutiéndose junto a otras reformas que hace tiempo se debaten sin acuerdo, la mayor parte perjudiciales para pensionistas. El Pacto de Toledo ha dejado de hacer sus funciones, se ha convertido en una comisión parlamentaria, que utiliza el gobierno de turno, rompiendo el consenso de 1995 la razón de su creación.

Las próximas elecciones generales serán determínate para que cambie la situación. Las medidas tomadas por el PSOE no abordan los problemas de fondo, los bajos impuestos que pagan los ricos, el fraude fiscal, las rebajas fiscales que hizo el PP. El salario mínimo aprobado no afecta al IBEX-35, son grandes empresas donde CCOO y UGT tienen fuerza, y los salarios pactados en convenios colectivos están muy por encima del salario mínimo. Lo que demuestra la influencia de las grandes empresas en el PSOE, las más beneficiadas de las políticas del PP y Ciudadanos.

La influencia de los poderes económico, las directrices económicas y sociales neoliberales emanadas de la Unión Europea, van reduciendo progresivamente el peso del estado del bienestar, reducción de pensiones públicas y fortalecimiento de las privadas. Para que el PSOE rompa con esas políticas, es necesario que las fuerzas del cambio y la transformación como Unidos-Podemos en el estado y en Común-Poden en Catalunya crezcan electoralmente, que dependa de ellas la mayoría parlamentaria en las próximas elecciones.

 Vivimos tiempos difíciles y contradictorios, la derecha y la ultraderecha, PP, Ciudadanos y Vox, son la nueva alianza que rompe toda posibilidad de existencia de políticas progresistas, si llegan a ganar las próximas elecciones, nuestras pensiones estarán en riesgo, impondrán su política, las manifestaciones masivas no son suficientes si no va acompañada del voto aquellos partidos que defienden nuestros intereses. Esta nueva derecha tiene en común ser servidores de los poderes económicos, que acumulan fortunas a costa de empeorar las condiciones de vida de la amplia mayoría de la población. Reducirán derechos y libertades, en Catalunya aumentará los conflictos y empeorará aún más la convivencia, no habrá posibilidad de buscar una salida a la situación que padecemos.

Miembro de Catalunya en Común y EUiA

08/03/2019

¿SON UNA ESTAFA LOS PLANES DE PENSIONES? (Juan Guil)

rentabilidad-fondos-pensiones.png

La derecha neoliberal propietaria de las entidades financieras propone “planes privados de pensiones,” como alternativa al sistema público de pensiones, con el objetivo de reducirlo a la mínimo expresión y hacer negocio.

“Los planes privados de pensiones” son un gran engaño, inventado por el capital financiero, les llaman “planes de pensiones” cuando es un simple sistema de ahorro, perjudicial para los intereses de las personas. Los bancos manejan el dinero de los fondos de pensiones para invertirlos donde les interesa.

Con la crisis de 2008, un millón personas que tenía “planes de pensiones,” asalariados despedidos que agotaron su desempleo, autónomos, y pequeños empresarios que tuvieron que cerrar sus negocios por la crisis, y quisieron recuperar los ahorros de los “planes de pensiones” perdieron el 20% de lo invertidos.

El estado para fomentar los “planes de pensiones,” y hacerlos atractivos, hacen deducciones en la declaración de la renta, no informan lo que pasará cuando recuperen esos ahorros, que son ingresos por trabajo del que has pagado IRPF, se encuentra con la sorpresa que cuando recuperan el “plan de pensiones” tienen que volver a pagarlo.

El dinero es manejado por los bancos con riesgos evidentes, de aquí a 10,20,30 años, se habra reducido considerablemente el “plan de pensiones” no existe garantía de los bancos. El riesgo de perder parte importante por la inflación, el IRPF y que el banco meta tu dinero en un fondo de inversión donde puedes perder buena parte de él, como ha ocurrido en este periodo de crisis.

Los “planes de pensiones,” son una estafa del sistema financiero, las perdidas están garantizas, solo puedes recuperar tu dinero si estas en la ruina. Si tienes ahorros es más rentable y seguro una cuenta a un interés fijo, tendrás tu dinero cuando lo necesites, perderá por la subida de la inflación, pero nada comparable con el riesgo que tienen los “planes de pensiones”.

La pensión pública de jubilación, invalidez, viudedad y otras, se cobra de por vida, está garantizada por la ley de la seguridad social y el estado a través de los presupuestos, es un derecho constitucional, dependiendo de la cotización que hayas hecho, durante tu vida laboral, es falso que la alternativa a las pensiones públicas sea los planes privados, con la riqueza que crea el trabajo, hay recursos de sobra para su mantenimiento y mejora.

Las entidades financieras manejan cifras millonarias, en 2018 manejaron 72.237 millones de euros, habiéndose reducido el 15% los planes de pensiones en el periodo de crisis, actualmente lo tienen más de 7 millones y medio de personas, datos del periódico de Cataluña del pasado mes. Todo está en manos de los bancos, mucha gente acepta de las empresas planes pensiones,  para la prejubilación, lo pintan muy bonito, casi una ganga, pero no son alternativa a las pensiones públicas, es un simple y perjudicial plan de ahorro, un engaño y en muchos casos una estafa, por parte de los bancos que invierten en fondos de dudosa rentabilidad.

Dicen que ahorremos para tener un “plan de pensiones” y asegurarnos un complemento para el futuro, porque el sistema público de pensiones no aguantará debido al aumento de la esperanza de vida, afirman que a 20 o 30 años, bajaran un 30 o 40%, las pensiones nos dicen los “expertos” portavoces de la gran banca que cada año se enriquecen más, a costa del empobrecimiento de la mayoría de la publicación.

No explican que el crecimiento de la riqueza actual es 5 veces mayor que hace 30 años, y los próximo 30 años el crecimiento será muy superior por la automatización y robotización que se va imponiendo en las empresas, se sustituirán millones de trabajadores y trabajadoras, por máquinas que no pagan seguridad social ni IRPF, todos son beneficios para las empresas, este es el problema, no que aumente la esperanza de vida.

¿Está vigente el Pacto de Toledo? (Juan Guil)

 

derPresentación1.jpg

La mayoría de los pensionistas tienen pensiones de pobreza, especialmente las mujeres. Los gobiernos no han actualizado las pensiones al IPC,  han perdido el 7% de su poder adquisitivo en los últimos diez años.

El pacto de Toledo, acordado en 1995, creó las bases para dar estabilidad a las pensiones y entre sus compromisos estaba que estas se revisarían de acuerdo con la subida del IPC para mantener su poder adquisitivo. Estos acuerdos se alcanzaron por consenso de las fuerzas políticas y los sindicatos CC OO y UGT. Tanto el PSOE con Zapatero de presidente del Gobierno como el PP con Rajoy incumplieron ese compromiso. El debate en dicho pacto se hace incumpliendo la razón de su existencia, el consenso, que solo es posible sobre la base de respetar los acuerdos de 1995.

La reforma del gobierno de Zapatero fue aprobada en el Parlamento con los votos del PSOE y CiU, y la del gobierno de Rajoy solo con los votos del PP, cuando la razón de ser del pacto de Toledo es el acuerdo por consenso con un amplio respaldo de la cámara de los diputados y los sindicatos.

El pacto de Toledo ha perdido hoy el valor que tenía. Estamos en un escenario distinto, con otras políticas que emanan de la Unión Europea, del FMI etc.  Se trata de un giro a la derecha, al neoliberalismo puro y duro, y mientras la socialdemocracia sigue pensando más en su subsistencia que en su razón de ser. Todo opera fuera del pacto de Toledo: a él se va con posiciones definidas y además, dejando fuera a los sindicatos, que fueron la parte principal del acuerdo de 1995. Este fue un acuerdo histórico hoy roto por el cambio en las políticas, el gran capital va por todo, desmantelando lo público. Cada vez nos parecemos más a EE UU, donde todo está privatizado; por ello existe la deuda, el tope de gasto, la contención del déficit, etc. Son instrumentos para continuar con las políticas del neoliberalismo, con un Banco Central Europeo que presta el dinero al cero por ciento de interés a la banca privada y esta lo presta a los estados a un interés suficientemente rentable.

Las políticas económicas y sociales que emanan de la Unión Económica Europea son la causa principal de los problemas que hoy estamos padeciendo los pensionistas y jubilados y la clase trabajadora. Estas políticas están basadas en la reducción del gasto público a través de la austeridad y los recortes. La tarta de las pensiones públicas, junto a servicios rentables como sanidad, vivienda, infraestructuras, etc., se ha convertido en objetivo de grandes grupos económicos para privatizar todo aquello que forma parte del estado del bienestar y sea rentable.

El cambio de gobierno ha generado esperanzas en mucha gente, especialmente entre los pensionistas, que han visto cómo su pensión se había reducido con el gobierno PP-Ciudadanos. De momento se ha ganado una batalla al haberse recuperado la subida del IPC en las pensiones para dos años. Sin embargo, continúa en riesgo este derecho tan básico. Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden con la movilización frente a los grandes grupos económicos que se han enriquecido con la crisis presionando a los gobiernos para que se plieguen a sus intereses.

Para hacer frente a esta situación es imprescindible la movilización de los pensionistas y la clase trabajadora defendiendo una alternativa y señalando con claridad a los responsables para tomar conciencia de quiénes son los culpables de la situación que padecemos. Es preciso señalar a los culpables sin confundir al personal, decir que el Pacto de Toledo es el responsable de todos los males de los pensionistas es   una irresponsabilidad, cuando lo más duro ha venido con las políticas del PP y Ciudadanos, imponiendo el 0,25% y el plan de sostenibilidad de las pensiones que, de desarrollarse, reducirá las pensiones presentes y futuras. Lo peor que nos puede pasar a los pensionistas y a la clase trabajadora es la vuelta a un gobierno PP-Ciudadanos que de nuevo impondría más recortes y austeridad, con lo que las pensiones volverían a perder poder adquisitivo.

24/09/2018

-Pacto Toledo y cambio político y social (Juan Guil)

La llegada al gobierno del PSOE es una buena noticia. Es un gobierno provisional, que tendrá que aplicar el presupuesto austero aprobado por PP, ciudadanos y PNV, que mantiene recortes y austeridad, al que aportan más del 80% las trabajadoras, trabajadores y clases populares a través del IRPF e IVA.  Los empresarios pagan un 7% de media del impuesto de sociedades, quienes trabajan pagan de IRPF, el 15% de media.

El pacto de Toledo aprobó recientemente por unanimidad, que las pensiones subirán el IPC para mantener el poder adquisitivo, mientras la economía este en crecimiento, PSOE Y UNIDOS PODEMOS han defendido que esta decisión también se aplique en tiempos de crisis, donde PP, Ciudadanos y PDCAT,  se han opuesto.

Lo acordado en el pacto Toledo abre expectativas, pero son solo propuestas, es la única función que tiene el pacto Toledo. Son gobierno y parlamento quienes tiene capacidad para decidir. La participación y la movilización son imprescindibles para impedir que PP y ciudadanos vuelvan a imponer subidas de pensiones de miseria, cuando la economía ha crecido en los últimos 4 años el 11%, también para influir en el gobierno del PSOE.

  Estos acuerdos del pacto de Toledo no tendrán credibilidad si los pensionistas no reciben la diferencia entre el 0,25 y el IPC de los últimos 4 años.

Este acuerdo ha sido apoyado por el PP y Ciudadanos, demostrando el cinismo de ambos partidos que Impusieron la miserable subida del 0,25 %, mientras la economía crecía el 3% cada año.

Ciudadano es el instrumento político del Ibex-35, ante el desgaste del PP por la corrupción que en las próximas elecciones se juega su existencia. Ciudadano ha demostrado ser un partido autoritario que se hace llamar de centro, cuando sus propuestas son ultraliberales.

Estamos en un escenario político nuevo, las movilizaciones han dado resultados consiguiendo mejorar las pensiones y esperanza de cambios.  En esta nueva situación es necesario priorizar la organización de todo el activismo que ha impulsado las movilizaciones de pensionistas, crear organizaciones en las ciudades, pueblos y barrios, para fortalecer el movimiento unitario, para llegar a los pensionistas, haciendo encuentros donde hacen sus actividades sociales o de ocio, centros cívicos, casal de avis, asociaciones de vecinos etc. Es necesaria la alianza de plataformas, mareas y sindicatos de clase para consolidar un movimiento de pensionistas, que defienda presente y futuro, que sea ejemplos para hijos y nietos, para que tomen conciencia de la necesidad de participar he incorporarse a la actividad social y política.

 El nuevo gobierno del PSOE tendrá que hacer otra política económica, debe aumentar los ingresos, que solo puede hacerse combatiendo el fraude fiscal que supera los 80.000 millones anuales, con ello demostrará que no esta bajo la influencia del Ibex-35, ni supeditado a los dictados de la troika, es la fuente principal de ingresos para acabar con los recortes y recuperar la sociedad del bienestar y los derechos laborales robados por PP y Ciudadanos. Así como derogar la reforma laboral y acabar con el fraude en la contratación.

 Los pensionistas han de participar en política. Si las próximas elecciones las ganan PP y ciudadanos estamos perdidos, las pensiones actuales y futuras se recortarán. Lo que hay en juego es si vivimos en una sociedad de bienestar que redistribuya la riqueza, o nos imponen un capitalismo salvaje, que es la política del PP y Ciudadanos. Es el momento de confluir en una alternativa de izquierda, con el apoyo de los movimientos sociales y los sindicatos de clase.

 

 

-MOVILIZACIONES PENSIONES Y NUEVO GOBIERNO (juan Guil)

                Dia 4 de junio concentración primer lunes de cada mes a Sabadell

IMG-20180604-WA0028.jpg

La decisión de echar al PP del gobierno por la sentencia que lo condena como partido corrupto era una decisión necesaria para la vida democrática de este país. El PP se ha mantenido en el gobierno por el apoyo incondicional de Ciudadanos, se opuso a la moción de censura, los hechos demuestran que clase de partido es el PP y Ciudadanos, y que intereses defienden.

El paso dado por el secretario General del PSOE, abre una nueva etapa hasta las próximas elecciones, que serán determinantes para la clase trabajadora y clases populares

El PSOE se ha comprometido negociar con Catalunya, un paso muy importante para la mayoría de los catalanes, que sufrimos el sectarismo de sectores del independentismo y el españolismo, que hace inviable la convivencia. Esta decisión demuestra que la principal responsabilidad de la situación creada en Catalunya es del PP y Ciudadanos, rompiendo el pacto de convivencia recogido en la constitución que reconoce la existencia de hechos diferenciales entre regiones y nacionalidades. PP y Ciudadanos hablan de respetar la constitución mientras la incumplen reiteradamente. Necesitamos un acuerdo entre Catalunya y el estado, que nos permita recuperar nuestra convivencia, que pasa también por la libertad de los presos.

Pedro Sánchez, se ha presentado presidente para gobernar hasta la convocatoria de nuevas elecciones, asegurándose el soporte mayoritario del parlamento asumiendo la aplicación de los presupuestos pactados entre PP, ciudadanos y PNV.  Presupuestos austeros, de continuadores de las políticas impuestas por el gobierno del PP y Ciudadanos, y que tanto daño a hecho a la economía, el empleo, la clase trabajadora y capas populares

El programa que presento Pedro Sánchez, no se abordan los problemas principales  que padece la  clase trabajadora,  ni la problemáticas de las pensiones, excepto el compromiso que impuso el PNV, de subir las pensiones en 2018-2019, según el IPC, por las importantes movilizaciones de pensionistas en Euskadi, especialmente en Bilbao, para no tener un serio coste electoral, el voto de los pensionistas al PNV es importante, de ahí su interés en pactar los presupuestos y de camino negociar inversiones para Euskadi, que es lo que vienen haciendo siempre los partidos nacionalistas.

Será un gobierno condicionado por nacionalistas catalanes y vascos, PDCAT y PNV, que vetarán como es habitual, lo que proteja a las clases más desprotegidas, frente a los intereses que representan, la burguesía catalana y vasca. Seguirán apoyando como siempre al bipartidismo, ahora tripartidismo, al servicio de los intereses del gran capital.

 Esperamos que el PSOE rompa esta dinámica y busque alianzas en la izquierda, Unidos Podemos, los sindicatos, y movimientos sociales, parar abrir las esperanzas de cambio, y recuperar derechos arrebatados por la derecha reaccionaria neofranquista, que representan PP y Ciudadanos.

Las próximas elecciones serán determinantes, si las gana PP-Ciudadanos, aplicaran la reforma de las pensiones, aprobada por el gobierno del PP en 2013, que supone un cambio en el cálculo de las pensiones de los nuevos pensionistas, que se aplicara cada 5 años, empezando el 2021, la esperanza de vida, el crecimiento de la economía y otros factores serán nuevas fórmulas para el cálculo de la pensión. Se sumarán las consecuencias de la aplicación de la reforma laboral, crecimiento de la precariedad, contratos parciales, salarios bajos, desempleo, la suma de todo, supondrá fuertes recortes para los nuevos y los actuales pensionistas con la subida del 0,25%, las pensiones perderán en torno al 40%, en los próximos 30 años, con reducciones cada año entre 1% al 2 % en periodos de crecimiento económicos, en tiempos de crisis la reducción será muy superior.

las movilizaciones deben continuar y debe intrudirse temas formativos e informativos para miles de personas mayores y jóvenes, que han de asumir que la participación es determinante en el cambio de rumbo en la sociedad que vivimos, la pasividad será nuestra ruina y la de nuestro hijos y nietos.

  La pasividad, pasar de la política, que decide nuestras condiciones de vida, es poco inteligente, la política está en todo, cada día recibimos enormes dosis de política neoliberal a través de la televisión, ante la que invertimos mucho tiempo recibiendo la información sesgada de los medios propiedad del Ibex 35, vetando a quienes defienden los intereses de la mayoría, salen poco y mal, como los sindicatos de clase y los líderes que desmontan inteligentemente, los cuentos que nos explican. La pasividad y el desinterés por lo colectivo es nuestra perdición. Participar y movilizarse ayuda a cambiar y tomar conciencia de lo que somos.

Exsecretario general de CCOO al Vallés Occ.

05/06/2018

 

-Objetivo del gobierno, desmovilizar y ganar las elecciones (Juan Guil)

https://www.ccoo.cat/pdf_documents/2018/manifest_pensions_publiques.pdf

El partido Popular y ciudadano han pactado el presupuesto de 2018, subiendo las pensiones más bajas, de 1 a 3 %, afectaría algo más de la mitad de los pensionistas, condicionado a que se aprueben los presupuestos de este año. Estas subidas beneficiarían los pensionistas de mayor edad, con pensiones más bajas que son la mayor clientela electoral del PP, las pensiones medias y altas los de menos edad es donde el voto es más diverso. Dos de cada tres pensionistas seguirán perdiendo poder adquisitivo, tendrían subidas entre el 0,25 y el 1%. Se acumularían las pérdidas de 4 años anteriores.

Los presupuestos de 2019 son continuación de los anteriores, rebajas fiscales para los ricos, el impuesto de sociedades seguirá perdiendo peso en los presupuestos a costa del IRPF y el IVA. La riqueza (PIB) volverá a crecer sobre el 3%, enriqueciéndose los más ricos aumentando sus fortunas, que continuarán defraudando a hacienda con la complicidad del PP continuará sin actuar contra el fraude fiscal de sus amigos. Continuará la fuga de capitales a los paraísos fiscales, mientras la pobreza se sigue instalando en la sociedad, nuestros jóvenes tendrán que marchan al extranjero o vivir con empleos miserables y precarios.

El PP y ciudadanos esperan que estas migajas, que no llegarán ni para pagar el gasto energético, el principal gasto de las personas mayores, dejen de movilizarse y en las próximas elecciones vuelva a votar al PP, o ciudadanos.

Las movilizaciones de pensionistas y la huelga feministas del 8 de marzo han hecho que el PP se mueva, este movimiento tiene clave electoral, no solucionará las demandas de la calle y centros de trabajo, estas movilizaciones han tenido carácter unitario. Lamentablemente los pasos dado por CCOO y UGT de acercamiento a las Mareas de Pensionistas y crear un bloque frente a las políticas de este gobierno, han sido rechazadas, creer que ellos en solitario tiraran atrás las medidas del gobierno, que afecta al conjunto de la clase trabajadora, sin los sindicatos mayoritarios no se hará frente a estas agresiones.

Los cambios  vendrán con movilizaciones masivas como se las recientes, la movilización no es un fin en sí mismo, debe ir acompañada de una alternativa, que responda a las demandas de la calle, es necesario la alianza, entre sindicatos, movimientos sociales, Mareas y otros colectivos, con el apoyo político de las fuerzas que se enfrenta a la política del gobierno, con un programa de mínimos que responda las demandas de las movilizaciones. Es imprescindible para conseguir este objetivo llegar al pensionista pasivo para hacerle entender quiénes son los responsables y que intereses defienden, lo que esta pasando es fruto de un gobierno de derechas, que se llama PP junto a ciudadanos que hacen posible esta política que genera las mayores desigualdades de la historia de este país, esto no ha terminado, echar a este gobierno y crear alternativa es imprescindibles para cambiar esta realidad.

Las movilizaciones serán siempre necesarias para cambiar las cosas, deben continuar, por eso CCOO y UGT con el apoyo de entidades de colectivos de pensionistas, ante la negativa de Mareas de hacer movilizaciones unitarias hemos convocado manifestaciones en todo el estado, el 14 de abril en Barcelona saldrá a las 11,00 de la plaza Urquinaona. Igualmente hay que participar en todas las movilizaciones que se convoquen, tirar atrás las medidas de este gobierno debe estar por encima de cualquier protagonismo hay que anteponer los intereses colectivos, ante todo, por ello estaremos en las plazas en las movilizaciones de las Mareas y otros colectivos, como son el 16 y el 30 de abril en la plaza del ayuntamiento de Sabadell.

Res. CCOO pensionistas de Sabadell y Zona

08/04/2018

¿Rectificará el PP ante la movilización de los pensionistas? (Juan Guil 20/03/2017)

 

Mas de 100.jpg

Las movilizaciones del 17 de Marzo en Catalunya y el estado junto a todas las anteriores, debe llevarnos a una reflexión profunda. Es un acontecimiento histórico, no hay precedentes, más de 110 manifestaciones, con la participación de más 30.000 personas en Barcelona, en total casi un millón de personas. Estas movilizaciones vienen precedidas por otras, el 22 de febrero convocada por la coordinadora estatal de pensionistas, mareas, y el apoyo de CCOO y UGT participaron cientos de miles de pensionistas en todo el estado, en Sabadell más de 2.000, En Bilbao las concentraciones de los lunes comenzaron con 500 participantes, después de 7 convocatorias llegaron a 35.000, en la manifestación del 17 de febrero, participaron más de 100.000, sin duda algo sin precedentes. En octubre del año pasado CCOO, UGT y las plataformas unitarias de pensionistas, realizaron marchas en todas las provincias y una concentración que agrupó 10.000 en Madrid.

 

La confluencia de Mareas, otras organizaciones de pensionista y los sindicatos han tenido un efecto multiplicador, las movilizaciones unitarias han tenido una participación masiva. Este factor no es el principal del porque miles de pensionistas salen a la calle, es fruto del cabreo y la preocupación de los pensionistas por su pensión y la perdida continua del poder adquisitivo.

Para que el movimiento se mantenga y refuerce, debe organizarse y trabajar de forma unitaria, que sea compatible con el papel de las entidades, sindicatos, plataformas etc, para consolidarlo y no se desgaste con el tiempo.

Es necesario confluir para crear un amplio movimiento político y social, con la colaboración de la izquierda política para generar expectativas de cambio, para derogar las reformas laborales, acabar con el desempleo masivo, la precariedad en el empleo, recuperar el poder adquisitivo perdido, asegurar las pensiones presentes y futuras, derogando lo legislado que afecta negativamente al sistema de pensiones, especialmente la reforma del 2013 impuesta por el PP, que fijo las subidas de 0,25% de las pensiones. Mientras el PIB ha crecido el 11,2% en los últimos 4 años, crecen los beneficios de las empresas, los ricos acumulan más riquezas que nunca, a costa del aumento de la pobreza y la desigualdad.

El Gobierno no actúa contra el fraude y la evasión fiscal, de donde saldrían recursos suficientes para financiar las pensiones y acabar con todos los recortes impuestos por el PP.

De los pensionistas pasivos sale la mayor parte de voto del PP, hay que hacerles tomar conciencia de quienes son los culpables de poner en riesgo las pensiones de hoy y mañana, afectando especialmente a la juventud.

Es el momento de la confluencia entre el sindicalismo de clase de CCOO y UGT, y el movimiento de pensionistas, buscar formas de cooperación y coordinación de movilizaciones, crear en pueblos y ciudades instrumentos unitarios, como en Sabadell, Terrassa, Rubí, y S. Cugat, que han puesto en marcha la concentración de pensionista del primer lunes de cada mes, como forma de mantener las movilizaciones.

Lo peor para las movilizaciones unitarias, es que alguien se otorgue el éxito de las movilizaciones y anteponga el protagonismo al trabajo unitario, ahora es fundamental trabajar para consolidar el movimiento, las movilizaciones, la participación, y organización, para echar a este gobierno, fiel servidor de los intereses del gran capital expresado en el Ibex-35.

Sin organización no hay alternativa, las movilizaciones no son un fin, son instrumentos para imponer al gobierno de turno nuestros derechos, ahora es imposible hace avances ni cambios importantes sin echar este gobierno, el PP hará algo para mantener el voto de los pensionistas, para continuar reduciendo las pensiones del presente y el futuro, sirviendo a los bancos y al gran capital, para que hagan grandes negocios con los fondos de pensiones. Cuanto más servicio preste a esos intereses, mayores serán los premios que recibirán en cargos muy bien pagados en las empresas privadas o públicas, participando de la tarta publica, accediendo a negocios a través de sus empresas en manos de familiares o socios de confianza para que los cargos públicos no aparezcan.

Res. de CCOO de pensionistas de Sabadell y Zona

20/03/2018

-MOVILIZACION DE LOS SINDICATO FRENTE AL 0´25 % (Juan Guil)

 

El gobierno ha impuesto un año más, la ridícula subida del 0´25 % de las pensiones, 2.018 es el cuarto año que el gobierno insulta a las personas mayores con esta subida, cuando los productos y servicios de primera necesidad tienen un fuerte crecimiento año tras año.

Los pensionistas de CCOO y UGT en octubre pasado, realizamos Marchas en todo el estado, que culminaron en una gran concentración en Madrid, participaron cerca 10.000 pensionistas. Los pasados 18 y 19 de enero se hicieron concentraciones en las capitales de provincias de todo el estado con concentración en Madrid para entregar de miles de firmas en defensa del poder adquisitivo de las pensiones, que agrupó varios miles de pensionistas. El 25 de enero la plataforma unitaria de pensionistas de Catalunya y de Sabadell  CCOO y UGT, hemos realizado una concentración ante el INSS de Barcelona haciendo entregar de miles de firmas recogidas en Catalunya, de ellas más 2.000 de Sabadell y Zona, exigiendo al gobierno que respete el poder adquisitivo de las pensiones.

El gobierno del PP y Ciudadanos, se excusan en el déficit de la seguridad social, para rechazar las propuestas que sindicatos y fuerzas de izquierdas han hecho en el marco del pacto Toledo, se negaron a buscar vías de solución a los problemas, cerrando la puerta a las propuestas que CCOO y UGT plantearon para aumentar ingresos y reducir gastos, en partidas que deben ir a cargo de los presupuestos generales del estado, para garantizar la estabilidad de las pensiones, como está recogido en el art. 50 de la constitución, a la que hacen mención solo cuando les interesa

El gobierno del PP provoca con su política económica y social el déficit del sistema de pensiones, habiendo gastado el fondo de reserva, incumpliendo reiteradamente los compromisos del pacto de Toledo. Las causas del descuadre de la seguridad social están en la reforma laboral impuesta por el PP, a la que los sindicatos respondieron con una huelga general en 2.012.  El presupuesto de la seguridad tiene un déficit de unos 18.000 millones de euros.

Los nuevos cotizantes han crecido un 13% en los últimos 4 años, el gasto en pensiones subió el 7,5 % en el mismo periodo. La causa del déficit está en las bonificaciones a las empresas, bajas cotizaciones por los bajos salarios de los nuevos afiliados, la precarización del empleo y el aumento del contrato a tiempo parcial, generan un déficit permanente. Que ha creado un nuevo sujeto en la sociedad, el trabajador pobre, con un sueldo de miseria que le impide tener una vida digna y su cotización es muchos más bajas que las pensiones nuevas.

Mientras los pensionistas somos cada año más pobre por la reducción de la pensión, el PIB ha crecido un 10 % en estos 4 años, siendo los millonarios los beneficiados, han acumulado más riquezas, aumentado sus fortunas y pagado menos impuesto que nunca, mientras la amplia mayoría recibe pensiones y salarios por debajo de los ingresos mínimos de subsistencia, el 60 % del salario medio.

Para cambiar esta situación es necesario que cada asalariado y pensionistas tome conciencia del riesgo real que corren las pensiones, de seguir este gobierno, tenemos que defender nuestros derechos presentes y futuro, para eso hay que participar e implicarse en la solución de los problemas, y ser conscientes de quienes son los responsables de nuestras penurias, denunciándolos.

Responsables de CCOO de pensionista Sabadell y Zona

26/01/2018

Las pensiones presentes y futuras ( Juan Guil)

 

 

Portavoces del gobierno del PP manifiestan continuamente en los medios de comunicación, su compromiso en la defensa de las pensiones, que no bajarán ni se congelarán, pero se reducen por los ridículos incrementos anuales, muy por debajo de la inflación. La reforma laboral y la política de austeridad y recortes han creado un desempleo que afecta a 4 millones de personas, la precarización del trabajo y la reducción de los salarios y las pensiones lo han generalizado. El FMI, el Banco de España y la llamada autoridad fiscal, anuncian la necesidad de hacer más reformas en el sistema de pensiones para reducir los déficit de la seguridad social que ellos mismo han creado.

En los 10 años, anteriores a la crisis 1999 – 2008 la inflación subió el 37 %, y las pensiones mantuvieron su poder adquisitivo, las más bajas subieron por encima del IPC. La reforma del PP aprobada por el parlamento en el 2.013 decidió que la pensiones no subirían por encima del O,25 %, para contener el gasto, y el 2019 se revisaría si el sistema es sostenible. La política laboral del PP y la reducción de impuestos a los empresarios y grandes fortunas además del crecimiento del fraude fiscal y laboral, por la pasividad del gobierno en combatirlo, nos roban los ingresos más importantes, que generaría recursos más que suficientes. Dejando prácticamente a cero el fondo de reserva de las pensiones. estas son las causas del déficit de la seguridad social.

El ministro de economía explicaba en los medios de comunicación, los buenos resultados de la política económica del PP, y en 2.019 la economía y el empleo, estarán al nivel anteriores a la crisis.  Lo que no explica el gobierno es dónde irá a para el crecimiento económico, si salarios y pensiones se siguen reduciendo y la pérdida de poder adquisitivo continua, serán los empresarios los beneficiados y especialmente las grandes empresa y fortunas que seguirán aumentando sus altos beneficios, como ha ocurrido en estos años de crecimiento de la economía.

Los pensionistas son una masa pasiva, gran parte vota al PP, no son conscientes que con la reforma de 2.013 el PP inició el proceso de reducción de las pensiones, si los próximo 10 años la inflación sube como antes de la crisis, tendrían una reducción de un tercio Sin continua el 0.25% de incremento. En 10 años subirían un 2,5 % más la perdida acumuladas estos años. Podría suponer que una pensión actual de 1.000 se quedaría en 600-700 euros de poder adquisitivo.

Mas de mitad de la población activa, 10-12 millones de trabajadores, están en paro, contrato parcial o cotizan menos de 6 meses al año, los nuevos empleos del PP, después de la reforma laboral, la mayor franja de precariedad son los desempleados mayores de 50 años, que empezaran a jubilarse dentro de 10 años a partir de 2.027.  Les afectaría el nuevo cálculo y la bajada de salarios actuales con bajas cotizaciones por lo que sufrirán un enorme recorte en su pensión. Si no cambia la situación en 20 años  los pensionistas sufrirán  una bajada del 50%  en las pensiones la inmensa mayoría vivirán en la miseria.

Los que nos gobiernan, dicen hacerlo en nombre del progreso, al servicio del interés general, pero pisotean la constitución que dicen defender, lo mismo ocurre con la carta de derechos humanos. De los pensionistas depende hoy la estabilidad económica de millones de hogares, deben convertirse en actores activo en defensa de su derecho y su dignidad. Hay que actuar para cambiar las cosas, los sindicatos CCOO y UGT han puesto en marcha movilizaciones para principio de octubre en defensa de pensiones dignas. Van a ser meses de movilizaciones frente a la política de austeridad y recortes que se aplican a pensiones y salarios. Tenemos que pasar a la ofensiva para cambiar las cosas y abrir un futuro de esperanzas.

Ex secretario general de CCOO al Vallés Occ.

3/9/2017