Soberanismo e independencia(J.Guil)

Recientemente se ha constituido en los comunes, una corriente soberanista encabezada por Elisenda Alamany ex portavoz de los comunes y Joan Josép Nuet coordinador de EUiA.

Los comunes es una fuerza política de nuevo tipo, con Unidos Podemos como referente estatal, una formación que agrupa colectivos, personas, y partidos a la izquierda del PSC, con un programa aprobado en su asamblea constituyente, base de su cohesión, un modelo organizativo que supera los partidos, que dejan de operar como tales en los comunes, pudiendo constituir corrientes de opinión, los inscritos e inscritas son los únicos con derecho a voto y toman las decisiones.

El funcionamiento de los comunes, es parecido al de EUiA, en su seno hay 3 partidos y grupos, los afiliados y afiliadas sean o no de partidos tienen los mismo derechos y deberes, una mujer, un hombre un voto.

Yo me pregunto ¿porque ante las discrepancias con la dirección de los comunes, se constituyen una corriente soberanista? Elisenda Alamany fue sustituida por el sabadellense Joan Mena como portavoz, miembro de EUiA y federalista. Los comunes han decidido por amplísima mayoría clarificar nuestra posición para evitar confusión en las bases y el electorado, defendemos el derecho a decidir, no somos parte del independentismo, situándonos con nuestro referente estatal Unidos Podemos.

Me motiva escribir este artículo los argumentos que dan para desviar la relación entre independencia y soberanía, el diccionario de la Real Academia de Lengua sobre soberanía de una nación dice: Soberanía es el poder político supremo de un estado independiente. sobre soberanismo dice: Soberanismo es el movimiento político que propugna la soberanía de un territorio, es decir, su independencia, después la nación soberana decide si forma parte del estado o no y en qué condiciones, una nación para ser soberana rompe con el estado, bien con acuerdo, o de forma unilateral

Se pueden tergiversar o reinterpretar conceptos y palabras, pero soberanía viene de soberano y para ser soberano tienes que ser independiente, considero que ser parte una corriente soberanista es sumarse al proyecto del independentismo en Catalunya.

Un argumento que pretende justificar la soberanía es la defensa de los derechos de catalanes y catalanas, empleo estable, pensiones, salarios dignos, sanidad, educación etc, pero la independencia no está relacionada con más derechos, eso siempre depende de la correlación de fuerzas que exista en cada momento, no olvidemos que el 27% de los millonarios que hay en el estado más 200.000 son catalanes, que han aumentado sus  fortunas gracias a las políticas de austeridad y recortes que contó con el apoyo del gobierno de Artur Mas, destacándose del resto de comunidades en la aplicación de dichas políticas que el actual gobierno de la Generalidad continua aplicando. En una Catalunya independiente podemos vivir mejor o peor no hay nada escrito, nadie puede asegurar nada, todo dependerá de la correlación de fuerzas de la clase trabajadora y clases populares frente los poderes económicos.

Además, los estados europeos no son soberanos, su economía está controlada y condicionada por la unión europea, y la troika que cada vez son más intervencionista, y sus políticas económicas más neoliberales, en favor de los grandes grupos industriales y financieros Es incoherente pedir soberanía o independencia y estar dentro de la unión europea, que apoya a los estados frente a cualquier proceso de separación o rompimiento, para ese sueño lícito y democrático de Catalunya independiente, hay que ser coherente y pedir la salida de la Unión Europea.

      Miembro de Catalunya en Común y PSUC viu

      18/11/2018

-Superar los bloques y construir la mayoría social (Juan Guil)

 

Catalunya desde que empezó el proceso por la independencia mantiene una gran inestabilidad, los problemas sociales han pasado a un segundo plano, empleo, salarios, sanidad, dependencia, educación, pobreza, etc.  Todo lo que afecta a la clase trabajadora.

 El gobierno de CiU presidido por Artur Mas, inició el proceso hacia la independencia, para tapar sus políticas de austeridad y recortes, los casos de corrupción aparecían continuamente estando implicados sus principales líderes, Jordi Pujol, su hijo Oriol, secretario general de CiU y mano derecha de Mas y toda su familia, exconseller de la Generalitat, y el apoyo a las políticas del PP, como los recortes presupuestarios, la reforma laboral, recortes de salarios, pensiones, ley mordaza, etc. A pesar de la clara discriminación de los presupuestos hacia Cataluña.

En ese periodo se dieron las mayores movilizaciones contra esas políticas, la huelga general convocada por CCOO y UGT en el 2012, movilizaciones del 15-M, marchas de la dignidad, contra los cierres de empresas, desempleo, desahucios, recortes en sanidad, educación, dependencia, etc. Hacer frente a esta política antisocial fue prioritario, para los sindicatos y movimientos sociales, con movilizaciones de cientos de miles de personas, millones en la huelga, en Cataluña y todo el estado por las graves consecuencias de la crisis.

En aquel periodo se unió la sociedad civil, por los continuos ataques a Catalunya, su lengua, su economía y el estatut. Todo promovido desde PP y Ciudadanos, contra la inmersión lingüística aprobada por todas las fuerzas políticas y factor principal de nuestra convivencia.

Las elecciones autonómicas del 21 de diciembre no han cambiado nada en el parlament, continúa la mayoría independentista. Continuar la dinámica de bloques antagónicos en continua disputa, profundizando la división, que tendrá graves consecuencias, pudiendo llegar a enfrentamientos físicos, la historia está llena de ejemplos de situaciones parecidas a la que tenemos en Catalunya.

Hay que salir de los bloques y construir una alternativa a esta situación, pensado en los problemas que tiene las personas que padecen las consecuencias de esta crisis que ha generado que una parte de la sociedad catalana este en la pobreza, mientras que las fortunas de los millonarios han crecido más que nunca en Catalunya y el estado. Las decisiones políticas no pueden estar al margen de los problemas que padecen la gran mayoría. Que la independencia lo resolverá todo es engañar a la gente, porque en el contexto actual no es posible y quienes lo dicen, lo saben. Seguir abordando los problemas desde la vertiente de los bloques nos llevará a una crisis profunda que pagaremos todos y reforzará la derecha centralista.

El gobierno del estado no buscará vías de salida a la situación, PP y Ciudadanos podrán todas las piedras en el camino, pero son minoría en el parlament, hay otros aliados que debemos influir en ellos para la reforma constitucional, para trabajar un proyecto social y democrático en el estado.

Catalunya necesita salir de esta situación, para ello es necesario un nuevo gobierno, con un programa de mínimos que refleje los intereses de las clases populares y confronte las políticas neoliberales del PP y ciudadanos, que se apoye en las fuerzas de izquierda y progresistas del parlament actual, formando un gobierno de políticas sociales de cambio que creara esperanza e ilusiones para todas y todos.

 El PSC ya formó parte del gobierno tripartito con independentistas, la situación actual es distinta, pero solo hay dos salidas un gobierno de estas características o continuar con la política de bloques, hay que superar el 155 y la DUI, pactar un programa de gobierno donde los problemas de la gente sea lo central, donde se reclame la libertad de los presos, la creación en el estado de un bloque democrático para un nuevo marco de relación de Catalunya con el estado. Construir una mayoría nueva, donde el PP y ciudadano tenga que optar entre negociar o pasar a la oposición.

Miembro de en Comun-Poden y Psuc viu.

09/01/2018.

 

 

 

-SOBRE LOS RESULTADOS DEL 21 DE DICIEMBRE ( 27/12/2017 Juan GuiL)

 

Los resultados de las elecciones han sido claros, el voto independentista ha obtenido el 47,49 % y el No independentistas el 50,93%, una diferencia del 3,5%. Esto es lo que han expresado los catalanes en las urnas. Los independentistas han vuelto a ganar las elecciones en diputados gracias al sistema electoral, en las provincias con menos habitantes el diputado cuesta menos votos, con un sistema proporcional los resultados serían otros, el acto democrático se expresa en la votación de la ciudadanía en las urnas, este es el mandato que debe respetar todo gobierno democrático. Con este resultado nadie está legitimado para continuar con el proceso de desconexión, sería una estafa a la democracia.

Lo razonable en la actual situación es poner en macha una salida, emplazar al gobierno del estado, a un acuerdo justo para Catalunya, sometido a referéndum vinculante. Continuar el proceso por vía unilateral será un fracaso a corto y medio plazo, se debilitará el proceso y se reforzarán las fuerzas españolistas, anti catalanistas que representan Ciudadanos y PP. Es el momento de pasar a la ofensiva frente al estado y crear las bases, de una salida negociada a la situación que padecemos.

 Esta situación necesita una alternativa que agrupe a todos y todas quienes deseamos una Cataluña soberana en una España de progreso y convivencia, que se priorice las personas y sus necesidades a las banderas, superando la actual división, inestabilidad económica, familiar, social, el proceso tapa los problemas reales que existen, esperando una Catalunya independiente que no vendrá si no se cambia la constitución y las leyes vigentes en el estado.

A esta situación económica y social, se añade los problemas de medidas represivas del estado, una parte del gobierno de la generalidad en la cárcel y otra en el exilio, medidas que mucha gente que no somos independentistas rechazamos por excesivas, generando un clima en Catalunya que va deteriorando cada día más la convivencia. Nadie debe ir a la cárcel por decisiones políticas, el estado tiene mecanismos suficientes. nadie debe ser encarcelado por su actuación política, una cosa es aprobar una resolución en el parlamento y otra es su aplicación lo que no ocurrió. La libertad de los presos es necesaria para avanzar en el dialogo y posibles acuerdos.

Catalunya necesita un proyecto de convivencia, solidaridad y progreso social, reponer los derechos arrebatados con los recortes y la austeridad que aplicó el gobierno de Artur Mas y Puigdemont, desde entonces se han instalado en la sociedad catalana importantes bolsas de pobreza, el fraude en la contratación se generaliza ante la pasividad de la administración catalana, las listas de espera aumentan, el sistema público sanitario y educativo se deterioran, miles niñas y niños tiene barracones como  escuelas,  mientras,  millones de euros se van a la escuela elitista y sexista del Opus Dei. Aprueba la renta básica después de boicotearla 5 años, no se dota de recursos, las élites empresariales aumentan sus fortunas a costa de la sobreexplotación de las y los trabajadores, de los 100 multimillonarios que hay en España 37 son catalanes, los paraísos fiscales y el fraude fiscal se utilizan cada vez más, con la total pasividad del gobierno del estado y de Catalunya y de Europa.

Es necesario poner en marcha una alternativa, un programa de mínimos, un gobierno transitorio, que priorice las políticas sociales y fuerce al estado a un acuerdo satisfactorio para Catalunya, incluida la libertad de los presos. La actual coyuntura es favorable para avanzar en esa dirección, para ello es necesario recuperar la asamblea por el derecho decidir, que aprobó la propuesta de referéndum pactado, que agrupaba 4.000 entidades de toda Catalunya, crear las condiciones para conquistar el derecho a decidir, hacia una república española que hará realidad la república catalana.

Miembro de en Comun-Poden y PSUC viu.

27/12/2017

-Independencia el paraíso de Juns Per Si (09/2015)

Junts Pel Sí, ha presentado públicamente un programa electoral para un nuevo país,  una Catalunya independiente. ERC y CD forman esta nueva coalición  por la independencia en su presentación pública, envían un mensaje de una Catalunya social, un estado de bienestar, derechos laborales, pensiones garantizadas y mejoradas, salario mínimo, renta básica, sanidad y educación pública, […]

-27s y la independencia (09/2015)

La candidatura promovida por Convergencia Democrática y Esquerra Republicana, llamada Cataluña por el Si, se plantea como único objetivo en estas elecciones abrir un proceso  para conseguir la independencia de Cataluña en 18 meses, iniciándose  el proceso inmediatamente después de las elecciones que se celebraran el 27 de Septiembre. La  única condición  para ello seria […]

27-S DERECHOS SOCIALES Y DEMOCREACIA

Publicado el 09/2015 La candidatura promovida por Convergencia Democrática y Esquerra Republicana llamada Cataluña por el Sí, se plantea como único objetivo en estas elecciones abrir un proceso para conseguir la independencia de Cataluña en 18 meses, iniciándose  el proceso inmediatamente después de las elecciones que se celebraran el 27 de Septiembre. La única condición  […]

*ROMEVA SOCIEDAD CIVIL

  Publicado en Abril del 2015 Estaba convencido, que Raul romeva Ex Eurodiputado de IVC-EUiA,  en las próximas elecciones autonómica iría en alguna lista electora. Desde que  anunció su baja de Icv  y anuncio su  defensa de la independencia, ha ido  apareciendo a menudo como tertuliano en la TV3. Anteriormente pocas veces apareció siendo alguien […]

ELECCIONES EL 27-S Y LA SOCIEDAD CIVIL

Publicado en Julio del 2015,  JUAN  GUIL de UpC y Euia Estaba convencido que Romeva en las próximas elecciones autonómica iría en alguna lista electora. Desde que anunció su baja de ICV y anuncio su defensa de la independencia ha ido apareciendo a menudo como tertuliano en TV3. Pocas veces apareció anteriormente siendo alguien importante, […]

CATALUNYA EN LA ENCRUCIJADA

Publicado el 28/11/2015,  JUAN GUIL, de UpC y Euia El conflicto que vive Cataluña está en una  encrucijada aparentemente sin salida. Las posiciones de CD y la CUP  son irreconciliables, son partidos antagónicos, con políticas contrapuestas. El problema no es si Artur Mas es presidente o no del gobierno, el tema de fondo es si […]

QUÉ HACER DESPUÉS DEL 27-S

Los resultados del 27-S no han traído demasiadas sorpresas en relación a las encuestas, salvo la subida de Ciudadanos y los malos resultados de “Catalunya sÍ que es pot”. La campaña ha sido bipolarizada entre independencia sí o no y quiénes hemos hecho la campaña defendiendo los derechos sociales y el derecho a decidir han quedado fuera de juego en este proceso electoral. Los medios de comunicaciones, en especial las televisiones públicas y privadas que influyen en el voto de forma considerable, han centrado la campaña en promocionar a Ciudadanos y ésto ha calado en el votante que no se informa, que pasa de la política y que son parte importante del censo. Ésta es la razón por la cuál ha habido un aumento de participación y de voto para Ciudadanos, relevo del PP.

cataluña-si-y-no
Si o No a la independencia en Catalunya

Los resultados electorales conforman un parlamento con una fuerza de izquierda independentista, la CUP, que con 10 diputados condiciona la elección del presidente. “Junts pel Sí” suman 62 diputados, y 63 los demás, por lo que la abstención de la CUP para la elección del presidente en segunda vuelta no sería suficiente. Serán necesario 2 abstenciones o 2 votos a favor de la CUP u otros grupos.

No creo que Artur Mas, su partido o ERC incumplan las leye, por las consecuencias que tendrían, sin llegar a incumplir la Ley están imputados Artur Mas y dos miembros más de su gobierno, hecho que demuestra el carácter autoritario del Estado y cómo los herederos del franquismo están enquistados en él.

Donde Artur Mas no ha dudado es en la aplicación de la Ley, en los recortes y en la austeridad. Sobre todo en la sanidad, en la que ha recortado más de 1400 millones de presupuesto y, en educación, ha reducido 1500 profesores. Recortes y austeridad son fruto de la política del PP y la Troika, que siempre contó con el apoyo de CiU. “Junts Pel Sí” ha desarrollado una campaña defendiendo un nuevo país, con un programa situado a la izquierda, culpabilizando al PP de los recortes y la austeridad.

Una parte importante de los votantes de Junts Pel Sí han votado no sólo por la independencia sino por la promesa de construir un país mejor, en coherencia con ello, las diputadas y diputados elegidos están obligados a defender el programa de Junts Pel Sí, que seria lo contrario a lo aplicado por CiU en sus años de gobierno. El nuevo país que han prometido en las elecciones es posible pero con otra política. En el parlamento hay mayoría para ello. ¿Qué hará Junts Pel Sí? ¿Poner un gobierno que haga lo contrario de lo prometido a la ciudadanía, continuando con la política de austeridad y recortes, lo que seria una estafa a la gente que ha votado por esas promesas?

Junts pel Sí debe cambiar el candidato a presidente y buscar una propuesta de consenso, éste es el planteamiento de la CUP, pero si no es Artur Mas , ¿sí es alguien de CD, facilitaría la elección a la CUP para no poner freno al proceso al proceso de independencia, como han manifestado? ¿Condicionaría su apoyo a un cambio de política? ¿O sólo con echar a Artur Mas sería suficiente? Las exigencias de la CUP de un plan de emergencia social podría asumirlo sin problema teniendo en cuenta que el peso de las emergencias sociales están en los ayuntamientos y organizaciones sociales Rebost Solidari, Cruz Roja, Cáritas, etc. Lo mínimo que debería exigir la CUP es la aprobación de la renta básica en trámite parlamentario y bloqueada por CiU. El tema es si la CUP mantiene sus promesas electorales y condiciona un cambio de política económica y social.

Catalunya sí que es Pot debe ser parte activa en una propuesta política en que los derechos de las personas sean el centro. Desalojar a Artur Mas del poder debe ir acompañado de erradicar sus políticas, defendiendo un programa de mínimos para un gobierno de izquierda en que las personas sean lo importante.

Cataluña esta partida por la mitad, esa es la realidad, debemos convivir y conseguir lo mejor para nuestra tierra: cultura, lengua, economía, democracia, derechos sociales. Todo esto une a la mayoría de los catalanes frente a una minoría que defiende un españolismo y centralismo autoritario representado por el PP y Ciudadanos, anclado en la defensa de la constitución del 78, para incumplirla después en la parte social.

 Es el momento de una reforma constitucional en el Estado, para ello es necesario echar al PP y crear una nueva mayoría de izquierda. Para llevarla a cabo y resolver lo que no resolvió la constitución del 78. Tener una democracia plena, capacidad de decisión y el reconocimiento de la soberanía como pueblo debe ser una prioridad. Un acuerdo entre el Estado y Cataluña que satisfaga nuestra demanda, que acabe con los ataques a la lengua y el trato desigual que el PP ha tenido hacia Cataluña, utilizándola para mantenerse en el gobierno a toda costa. Este acuerdo debe ser sometido a referéndum.

 Para salir de esta situación, en las próximas elecciones generales, debe darse una nueva correlación de fuerzas en el Parlamento del Estado, echar al PP del gobierno y reducir al mínimo su marca blanca, Ciudadanos. Poner al PSC y PSOE entre las cuerdas para obligarle a apoyar un pacto beneficioso para Cataluña, hacer de una vez la reforma de la Constitución que resuelva los déficits democráticos que tiene. Si la opción del PSOE fuera una alianza con Ciudadanos y el PP, para imponer una reforma que no cambie nada, ni reconozca el derecho a decidir, esto reforzaría a quiénes defienden la independencia, que ganarían apoyos agudizando el conflicto entre Cataluña y el Estado.

Juan Guil